About
Peru
Home > Blogs >

5G cambia las reglas del juego, para las empresas de telecomunicaciones que pueden hacer frente al desafío

5g

La nueva tecnología móvil siempre ha aportado mejoras en la forma en que las personas se conectan entre sí y con los servicios en línea.
Pero el 5G se diferencia de sus predecesores en una forma muy significativa: permitirá que las máquinas se comuniquen entre sí a una escala sin precedentes.
Comprender por qué esta capacidad es mucho más que otro hito técnico será clave para monetizar sus oportunidades.
5G se trata de soluciones innovadoras, no de datos, velocidad, confiabilidad o latencia

Para las empresas de telecomunicaciones, el cambio más grande que representa 5G es que las fuentes de ingresos ya no dependerán únicamente de la conectividad. En cambio, el crecimiento de los ingresos estará en el apoyo y la habilitación de servicios basados ​​en 5G.
Un ejemplo de esto: ciudades inteligentes, repletas de sensores que recopilan información sobre el tráfico, el clima y la calidad del aire.

Grandes cantidades de datos se enviarán a un sistema centralizado de gestión de la ciudad. Estos datos se pueden utilizar para tomar decisiones sobre el desvío del tráfico en caso de congestión o obras viales. Podría ayudar a alertar a los ciudadanos sobre cantidades de contaminación del aire más altas de lo normal. Independientemente de la forma en que se utilicen los datos, será necesario recopilarlos, almacenarlos, acceder a ellos, procesarlos y protegerlos casi en tiempo real para tener un impacto transformador en la calidad de vida de los ciudadanos.
Las empresas de telecomunicaciones ya cuentan con la red necesaria para respaldar estas actividades. Estas redes ofrecen resiliencia, como lo demuestra su capacidad para manejar el gran salto de la demanda durante la pandemia. También pueden ofrecer seguridad adicional.
El siguiente paso obvio es combinar las capacidades necesarias para servicios futuros como ciudades inteligentes y atención médica conectada con plataformas y capacidades existentes. Pero no es necesario que se detenga allí. La creación de servicios específicos de la industria permitirá a las empresas de telecomunicaciones reinventar sus fortalezas centrales en ofertas nuevas y monetizadas. Aquí hay tres ejemplos de cómo podría funcionar:

Automatización en tiempo real
La construcción de una infraestructura de prestación de servicios elástica, que se adapte a la perfección a las fluctuaciones en la demanda, permitirá a las empresas de telecomunicaciones liberar el valor de los datos recopilados por los sensores y activos conectados. Esto puede hacer posible que los dispositivos de IoT automatizados actúen donde y cuando sea necesario.

Gestión de riesgos
Los datos recopilados de dispositivos inteligentes y administrados en la nube hacen posible el análisis y el cálculo en el borde de la red. Los algoritmos desarrollados para evaluar el comportamiento de las multitudes en los espacios públicos podrían determinar la situación en tiempo real y tomar medidas si fuera apropiado, ya sea para alertar a los primeros en responder o cerrar vías concurridas.

Video inmersivo
Se utilizan cámaras inteligentes para recopilar datos sobre el estado de carreteras, edificios, puentes y otras estructuras grandes o peligrosas. Trabajar con este enorme volumen de datos en tiempo real revolucionará la forma en que se utilizan y, de nuevo, juega directamente con los puntos fuertes de las redes de alta disponibilidad, robustas y seguras.

5G se trata de aprovechar el poder de los ecosistemas

Establecer asociaciones y crear nuevos ecosistemas impulsados ​​por el valor será una ruta importante para monetizar 5G para las empresas de telecomunicaciones. Después de todo, 5G se implementará en una amplia variedad de usos. Un sistema de hogar inteligente tendrá requisitos muy diferentes en comparación con una solución de atención domiciliaria conectada.

Satisfacer las diferentes necesidades de los clientes con tecnología 5G requerirá que las empresas de telecomunicaciones se unan a las organizaciones y ofrezcan una cartera de soluciones y servicios. La red, con su resistencia y flexibilidad, formará el núcleo de tales ofertas.

Para muchos operadores, esto exigirá una transformación fundamental de la forma en que se relacionan con los socios y forman propuestas de lanzamiento al mercado. Hay tres consideraciones clave para las empresas de telecomunicaciones que buscan hacer ese cambio. Ellos deberían:

Reimaginar las estructuras organizativas, los procesos y las habilidades de la fuerza laboral. Para tener éxito como proveedor de plataformas de tecnología, las empresas de telecomunicaciones deberán pensar y comportarse más como un proveedor con un canal y socios de comercialización.
Redefinir la propuesta de valor central. Las redes sólidas y fiables deben considerarse la plataforma sobre la que los socios desarrollarán productos relevantes para la industria y orientados al cliente. Permitir dar soporte a soluciones para mercados distintos y distintos.
Elimine la fricción de la experiencia del cliente. Comenzando con el proceso de incorporación, cada interacción con los socios debe ser fácil y hacer que hacer negocios con la empresa de telecomunicaciones sea una perspectiva atractiva. Esta perspectiva debe extenderse desde el diseño del producto hasta el servicio al cliente, el soporte y más.
El mercado de 5G se extenderá más allá de la conectividad básica, aunque vital. Las empresas de telecomunicaciones deben hacer lo mismo para garantizar que sigan siendo relevantes para las necesidades de los clientes. En algunos casos, eso significará operar en uno o dos pasos alejados del cliente final, entregando efectivamente la relación con el cliente a un socio.

 

Fondo moderno del concepto 5g vector gratuito